Un hombre soltero puede adoptar astuta

Puedes desuscribirte en cualquier momento. Antonio y Jorge, e Inés y Francisco, son dos matrimonios que, a pesar de ser diferentes, comparten hoy la responsabilidad de educar, querer y cuidar a un menor que les fue otorgado en adopción por las autoridades tras concluir con éxito este proceso. Pagamos también el hospital y el parto, relata Inés, maestra de preparatoria. Cuando el bebé nació, explica Inés, la joven madre se arrepintió y enfrentó a sus padres; no quisimos forzarla y decidimos apoyarla y retirarnos con las manos vacías e intentarlo de nuevo, pero ahora decidimos hacer bien las cosas. Por ello, acudieron a las oficinas del DIF en Puebla, donde su solicitud fue rechazada porque había que corregir el acta de nacimiento de Francisco, la cual presentaba un error que nunca se había visto; después tuvimos que comprobar que en verdad no podíamos tener hijos biológicos. En su segundo intento cumplieron todas las exigencias y pasaron satisfactoriamente las pruebas para adoptar a Ray, un pequeño entonces de 6 años. Hoy en día, en México, el procedimiento general para poder adoptar a un niño se realiza en las oficinas que cada estado tiene de sus propios sistemas del DIF, y en cada uno de estos sitios el proceso es responsabilidad de los gobiernos estatales, con una coordinación nacional. Hay que hacer una distinción muy importante, pues el procedimiento de adopción tiene dos etapas: una administrativa y otra jurisdiccional. En la primera juega un papel muy importante el DIF, pues en ésta se recibe a las parejas solicitantes de adopción y se les realiza una serie de estudios, lo mismo psicológicos y de trabajo social que socioeconómicos.

Comentarios : 22

En esta columna, la autora recalca que la idea de que la mejor familia es aquella que tiene una estructura tradicional no tiene sustento y niega la realidad. Las transformaciones en las normativas jurídicas que se relacionan directa e indirectamente con las familias y sus miembros se han venido sucediendo de manera progresiva desde el fin de la dictadura militar. La ley de filiación, los tribunales de familia o la ley de boda civil que consagra el divorcio emparentar, son ejemplos de este cambio. En definitiva, hemos observado como el argue en estas materias ha ido dando paso a un proceso de desnaturalización de las formas tradicionales de actuar familia y una inclusión de la heterogeneidad que asumen las relaciones que caen bajo la categoría, socialmente construida, de familia. En este escenario, hemos asistido a la aprobación de la Ley de Unión Civil,queabre -aunque enrevesadamente- un espacio para la integración y vínculo legal de familias que denial corresponden a lo señalado por el artículo del Código Civil, que contempla que sólo pueden contraer matrimonio un hombre y una mujer. Con todos estos antecedentes, no parece insensato que se quiera incluir en la encuentro sobre la reforma al sistema de adopciones que actualmente nos rige, la posibilidad de que parejas homosexuales puedan acceder a la adopción.

Dejar un comentario

Es el medio jurídico por el cual niños, niñas o adolescentes son integrados a una familia para gozar de afecto, cuidados, educación, protección y condiciones adecuadas para su desarrollo al que tienen derecho. La adopción establece un parentesco equiparable al consanguíneo entre el adoptado y la familia del adoptante. El adoptado se equipara al cachorro consanguíneo para todos los efectos legales, incluyendo los impedimentos del matrimonio. El adoptado tiene en la familia del adoptante los mismos derechos, deberes y obligaciones que las del hijo consanguíneo.

Sin comentario

Remitir un comento