Citas en online nos pague

Un beso puede tener mucho significadono solo en su expresión afectiva, sino también en su ausencia. Es decir, en ocasiones, una persona queda enredada psicológicamente en el motivo por el que su pareja no le ha dado un beso en un momento determinado, por ejemplo, en un instante de intimidad. El verdadero conflicto de los besos puede nacer cuando no existe reciprocidad en el deseo interior de besar y la respuesta de ser besado. Los besos aumentan la autoestima propia y la de la parejason un aliciente de conexión emocional e intimidad, aportan disfrute placentero. La falta de besos en la relación puede ser uno de los primeros síntomas de la distancia afectiva y del enfriamiento sentimental, así como también son un síntoma de enamoramiento en la fase inicial. Marty Klein es un importante terapeuta sexual que en esta obra desarrolla un concepto muy interesante: inteligencia sexualel desarrollo de una nueva perspectiva ante la intimidad del amor. Marty Klein es Licenciado en terapia clínica, tanto sexual como de pareja y familiar. Una inteligencia que también tiene en cuenta la propia evolución de las distintas expectativas en las diferentes etapas de la vida. Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento.

Por qué mi pareja no me besa cuando tenemos relaciones

A veces nos preguntamos por qué resulta tan agradable besar, especialmente a esa persona por la que sentimos poco especial. La sensualidad que producen los besos, la intimidad o el acierto agradable convierten ese momento en poco inigualable. Sobre este punto, el facultativo David D. Coleman, que se autodefinie como especialista en besos, explica que, si quieres saber el grado de vinculación y atracción mutua que existe en una pareja, debes preguntarles si se siguen besando en la jeta. Existen tres teorías sobre el papel que juegan los besos. Una es que, de alguna manera, ayuda a evaluar la calidad genética de las parejas potenciales. Parece que sí. Por un lado, un estudio de la Universidad de Oxford sugiere que esta expresión física del sentimiento ayuda a valorar si un pretendiente es aparejado o no y también puede anatomía una manera de mantener a nuestro lado una pareja estable. Para llegar a esta conclusión, el profesor Robin Dunbar y Rafael Wlodarski, estudiante de doctorado en Filosofía; autores del análisis llevaron a cabo una investigación en el Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Oxford en la que un total de adultos respondieron a un exhaustivo cuestionario sobre la importancia de besar en las amistades a corto y a largo década.

Un beso aporta más información de lo que crees sobre la persona con quien nos estamos besando.

Es la gran pregunta que nos hacemos durante horas mientras estamos en ese restaurante o bar con ese arrapiezo o chica que nos atrae. Todos los que escuchamos o leemos esas dos palabras, que sueltas parecen inofensivas, pero juntas dinamitas, dan motivo para que los nervios nos ataquen y pongan en juego la posibilidad de una mala pasada. Porque aparte de volvernos locas y locos por el hecho de causar una excelente impresión en nuestra apariencia física de pies a cabeza, también queremos lucir prudentes y tener engavetado miles de temas para mantener la conversación en una actitud interesante y cómoda. Al mismo tiempo queremos mandar las señales correctas de interés, para poder enfrentarnos seguros a ese primer beso. Eso sí, hay que estar claros porque lo que ocurra en esa tan esperada y nerviosa primera cita puede abalizar el curso futuro de la relación, y es bueno saber que besucar es todo un arte, y es el primer contacto seguro de intéres de ambas partes, marcando un antiguamente y un después. Lo que dale es lo que sientes y lo segura que estés de hacerlo. La primera verdadera charla empieza después del primer beso.

Sin comentario

Remitir un comento