Hombre solo en prosperidad

En boxeo se trabaja con el cuerpo, la mente y el entorno. Los que practican boxeo saben que todo aquel que lo mira de lejos y de reojo piensa eso. Las vendas, los guantes, la bolsa son, en sus rutinas, una catarsis. Y si hay sparring guanteopor lo general es con amigos, así que después de los golpes viene el abrazo, y por qué no, las risas sinónimo del afloje corporal luego de haber descargado todo lo necesario para continuar el día. Lo que ves en el ring, es algo que hacemos siempre con compañeros con los que convivimos todos los días. Nos estamos viendo todo el tiempo, y después subimos al ring a entrenarnos y para el que nos ve de afuera, nos odiamos, pero es todo lo contrario. En cuando ganó su primer título internacional los gimnasios capitalinos comenzaron a poblarse de mujeres buscando los guantes.

Crea un Perfil Gratis para Explorar todos los miembros

Estoy dando clases en cuatro lugares. Tengo muchos grupos, en su mayoría mixtos. Después empecé a incorporar a hombres y la integración ha sido buenísima. Sigo entrenando y lo estoy haciendo con Matías Morales, pero ponerme a punto para una pelea implicaría dejar de trabajar. No me da el tiempo. Tendría que entrenar dos veces por día y tener los descansos apropiados, lo que no podría actuar porque vivo sola en Montevideo y me tengo que solventar.

Sin comentario

Remitir un comento