Quiero conocer mujer segade

Que uno era el infierno y el otro un confortable centro de trabajo. Que uno de los dos lugares sigue abierto y que sigue habiendo fotos suyas desnuda en Internet. Que su nombre de guerra era Justine, como el personaje del Marqués de Sade. Que la experiencia la mejoró como persona y como mujer en lo emocional, en lo económico y en lo sexual. Que ganaba unos 4. Que alguno la agredió. Y que en el mundo de las putas, por desgracia, todo es lo que parece.

1. Reflexión

Acompañar en WhatsAppCompartir Los varones se ven interpelados por las demandas del feminismo y no quieren perder su lugar arriba de la cama. Los feminismos marchan, cantan, hacen chistes, disputan y ponen pica y polenta en las relaciones sexuales y amorosas. En la sexualidad que teníamos y que actualidad estamos tratando de desmenuzar siempre había algo de dominio y de abuso porque lo que se hacía age para que el hombre termine, goce y la mujer se dejaba en segundo plano. Y ese deseo aparece desde mucho antes. Yo les joya que lo que estaban haciendo age medirse la pija. Estaban tratando de demostrarse que podían tener a esa mina que el otro quería y que eso era lo mas homosexual del mundo porque estaban cogiéndose a una mina para seducir al acompañante.

Sin comentario

Remitir un comento