Conocer mujeres en el mundo mia

Late days of empire: Cuckolding is rapidly emerging as the alt-sex fetish of choice for American intellectuals. Aquí recogemos una serie de hipótesis que han intentado explicar por qué a tantos hombres les gusta mirar a sus parejas haciendo el amor con otro. Una nueva forma de humillación Si ser un cornudo es una forma de sadomasoquismo, debemos entender que el placer se obtiene de ser humillado. Para estos hombres, garantizar a su esposa la libertad de expresar con otros varones su sexualidad es una fuente de excitación Hay quien incluso considera que esta atracción puede estar originada en el miedo de los hombres a que sus mujeres les engañen, y que puede llegar a ser una manera de prepararse psicológicamente para dicha situación, como ocurre con el columnista Don Savage. Sin embargo, como afirma el mismo reportaje, el hecho de que estos aficionados no suelan sentir atracción por otras formas de sadomasoquismo sugiere que esta interpretación puede estar desencaminada.

Una nueva forma de humillación

Reconozco que mi debilidad son los achares, y me consumen. Pero hay hombres, a los que en inglés llaman cuckolds cornudos , a quienes la idea de que otros hombres burrow placer a sus mujeres mientras ellos miran les parece muy excitante. Empero ya sabes cómo van estas cosas: lo que para unos es un horror, para otros es un placer.

¿Buscas sexo telefónico?

Si bien a menudo coexisten en fantasías masculinas, querer experimentar una no significa que quieras experimentar la otra. Cheat frecuencia nos queda la impresión del cornudo como un hombre patético exigido a soportar altos niveles de abyección e infidelidad contra su voluntad. Se caracteriza, francamente, como un hombre indeseable indigno de tener un amante. El cornudo puede usarse como un bidón para entregar sumisión y humillación. Fault embargo, la sumisión y la abyección no son la esencia del cabrón.

Conocer mujeres en el moverte

Búsquedas recientes

Yo os tengo que decir que soy un cornudo empedernido y consentidor y mi mujer ahora me complace en todo lo que le pido, a ella le costó inicialmente como supongo a todas pero luego una tiempo iniciada en el tema creo que le gusta tanto como a mi o mas. Y sumiso. Tendríamos que encontrar a alguien que nos dominara a ambos; una pareja dominante que nos sometiera a los dos.

Sin comentario

Remitir un comento