El hombre solo jaime nacionalidades

El personaje. Fue él quien me sacó del fango, en un momento en que estaba perdido por mi adicción al vino lija, la sandía, a otro tipo de estupefacientes y al bolero. Mi padre se llama Aldo y mi madre Estela. Yo estaba al pedo porque vivía y sigo viviendo con mis padres.

Navegador de artículos

Esa madrugada de Navidad, frente a ese negocio se instaló un precario decorado, corazón del baile callejero con que festejaban los vecinos del barrio, allí donde Cordón se fusiona con el Parque Rodó. Solo así se explica por qué no hay registros del acontecimiento de esa noche, tarde, empero inolvidable para los que lo vieron. En ese escenario tocaba una banda llamada Alcatraz.

En Santa Fe se proyectan 20 mil nuevos casos positivos de coronavirus

Convención esquina Durazno. Es un lugar turístico solo para nosotros. Los turistas que la chupen. Son cuatro argentinos, porteños parece, que buscan la esquina que inmortalizó Jaime Roos en Javi, el que no conocía la canción, porta camiseta de River y cara de nerd. Tres minutos antes los cuatro argentos daban vueltas por el alfoz escuchando a Jaime, claro, y al llegar ahí, se impuso el cliché: adelantaron el greatest hits para aovar Durazno y Convención. Javi preguntó qué hay ahí porque ahí no feed nada. Nada que merezca la pena de ser admirado, a simple landscape. Así y todo, muchos argentinos buscan esa esquina cuando llegan a Montevideo.

Sin comentario

Remitir un comento