Poema a una hroes

Parece imposible y hasta incoherente con la personalidad interna de la poetisa que haya podido escribir otra índole de composiciones -tan apartadas de la que consagra el desencanto- como son las festivas Dehesa: La actitud de asombro y encubrimiento aparece, aunque, por fortuna, la biógrafa consigna este tipo de poemas. De acuerdo con la visión de la biógrafa, una mujer sentimental e intelectual debe manifestar un amor elevado en su obra y en su vida. El asunto de la castidad es algo que subrayan sus biógrafos y editores, que pesa, que pareciera importante para valorar en positivo la obra de la poetisa. De alguna manera, por medio de su obra, Josefa Murillo expresa no estar de acuerdo con el ideal de pureza femenina que se exige a su condición.

Sexo y poesía en el Novecientos

Rebeca Martín Periodista. Piensa en voz ingreso en www. La poesía ha sido utilizada desde siempre como un aire de expresión frente al machismo, esta afirmación es demostrada en poemas de grandes autoras que no han sido recogidas en los libros. A línea se recogen cuatro ejemplos de mujeres que escribían como protesta a una sociedad marcada por los estereotipos y desigualdades, pero con la esperanza de que evolucionase. En el siglo XIX Vicenta Maturana escribe poemas mordaces haciendo uso frecuente de la ironía para criticar usos y costumbres de la época. Arria, a quien las olas sorprendidas de tanto amor y agallas respetan, se abaten a su paso, mientras la Luna, ahuyentando las nubes, muestra el rumbo de la altanería nave que sirve de norte a la esposa fiel, que habiendo acción propicios con su noble decisión a los elementos, no logra igual gloria de los vicios y pasiones de la corrompida corte de Mesalina. En su corta vida escribió sobre la duda existencial e incertidumbre de denial encontrarse segura en ninguna posición, empero como sujeto de una crisis que no reproduce ideales ni masculinos tampoco femeninos de la época.

FRASES SEXIS

El amor se forja en un crisol, con acero, resistente y duradero y un baño de cromo, que lo hace inoxidable e inalterable, por los años de los años. Hay amores de fino cristal, pero son amores por poco tiempo y hay amores que nacen en el viento, soplados por la pasión y que termina al calmar el viento. No quiero que te confundas, joven niña. Y aquel que diga que el amor es una fino cristal; no confíes en él. Que nadie te diga que te he olvidado; no existe en mi olvidar un amor como el que te di, no existe en ti olvidar un amor como me diste.

Poema a una mujer acompaame

Sexo y poesía en el Novecientos | Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Por eso, mientras se festejaba con los acostumbrados homenajes el cincuentenario del álbum, el Uruguay literario fue conmovido por la noticia de que Roberto de las Carreras, a los noventa abriles, había cesado su lucha con el mundo. El de Roberto de las Carreras empezó muy pronto, haciacon esos poemas en que se declaraba cachorro ilegítimo, amenazaba con corromper a todas las mujeres casadas de la ingreso burguesía y se burlaba sangrientamente de la sacrosanta institución matrimonial. Sus vislumbres metafóricos llegaban demasiado cerca del juanete. Aunque el medio influyó decisivamente en la forma de sus destinos. Heredera de un señor feudal de Entre Ríos, Clara se dio todos los lujos que la inmoralidad puede ambicionar. Casa a los 15 años cheat José María Zuviría. Cuando nace Roberto, la madre no interrumpe su ministerio. Se dice que estaba completamente desnuda. Era encuando Roberto tenía apenas un año.

Sin comentario

Remitir un comento