Mujeres solteras en ojinaga fra

Su nmero aument de tal manera y fueron tantas y tan terribles sus fechoras, que en el gobierno britnico se v i obligado a enviar algunos barcos de guerra con el objeto de exterminarlos. Les ofreca el perdn a todos los pirat a s que se decidieron a someterse Muchos de ellos fin gieron aceptar la proposicin, pero, despus de haher salido de Nueva Providencia ocupada por los regulares ingleses, reanudaron la piratera en la primera ocasin Desde en tones, la guera fu declarada contra ellos, guerra infexo rable de una parte en la represin, e inexorable tambin por la otra parte en el crimen, pues los piratas, sabiendo que no haba perdn ni piedad para ellos, perdieron todos los sentimientos humanos y se entregaron a los excesos de una increbl e crueldad que constituye, juntamente con su loca audacia y con su desenfrenada intrepidez, el rasgo principal de su carcter. Como toda asociacin formada para perpetrar el asesina to y el robo, los caballeros de la bandera negra tenan sus leyes, que no podan transgredir sin exponerse a los casti gos ms duros. Sobre la Biblia y el hacha, haban jurado y firmado el contrato que los comprometa a los unos con los otros, y que llamaban carta partida. Observemos que aquellas asociacione. En general, mil llbras esterlinas. En lo que respecta a la reparticin de l bo t n, agreguemos que algunos capitanes ejercan a bordo de su barco un poder ti ; rnico y se adjudicaban una enorme por '. Inspira ban a su tripulacin-compuesta, sin em bargo, por mocetones dificiles rle intimi dar-un terror casi sobr enatural. Haba nacido en Bristol, y son ignorados los acontec mientos que lo hicieron pi rata, el ms temible de los piratas.

Sin comentario

Remitir un comento