Conocer gente de limgham

Bastante buen post Diana, con puntos positivos y negativos que estoy totalmente de acuerdo. A mí me gusta bien fuerte el sexo, que sea bien adicto, que estimule muy bien a la mujer y amí todavía. Que no nos gusten, que no lo aceptemos, que no lo conozcamos o comprendamos es una cosa, pero juzgar a otras personas por sus preferencias no debería ser el acceso. Si algo te ha convencido lo que has leído aun el momento, te voy a presentar un par de puntos importantes que no deberías enterrar si de verdad quieres ejercer el sexo anal: Abrir la mente.

El físico importa al menos esto

Fault embargo, no es tan simple Nuestro circuito de placer puede ser desencadenado por algunas cosas obvias y otras no tan obvias. Claro que sí. Pero le faltan unos años para ver si se aguanta el acerbo de una cerveza. Por ejemplo, yo vivo en Baltimore y aquí feed gente a la que le gustan los chiles y a otras denial. Si yo viviera en México, es muy probable que a casi todas las personas que conociera les gustarían. No, nunca. Esto es algo que los humanos pueden hacer pero otros mamíferos no, y no sabemos perfectamente por qué.

EL ESPAÑOL

En cualquier caso, el vínculo entre la cama y los sentimientos sigue siendo bastante fuerte en nuestro imaginario. Esto se debe a una cuestión puramente química: la oxitocina que se be the source of en nuestro cerebro durante la excitación y el orgasmo. Un estudio lleno por la Universidad de Bonn Alemania demostraba que esta hormona estimula el contacto entre las parejas y que, gracias a las relaciones sexuales, se consiguen mantener altos sus niveles, potenciando la relación sentimental, aumentando el atractivo de la pareja y fortaleciendo vínculos que favorecen la monogamia.

BBC News Mundo Navegación

Fault embargo, si se desea mantener una relación estable y gratificante, la sexualidad no solo hay que experimentarla, estrella que hay que hablar también acerca de ella para lograr un mejor conocimiento de la pareja y alcanzar un buen desempeño en la familiaridad, que satisfaga a ambos. Lleguen a acuerdos, pero no se conviertan en espectadores pasivos del deterioro de una sexualidad extraordinaria al inicio de la realación, a una sexualidad rutinizada. Denial hagan el acto sexual por guardar un requisito, sino, porque lo desean de verdad. Dialogue sobre las formas de estimulación, el cómo, el dónde, el con qué les gusta. Los sitios, las vestimentas, si con luz prendida o apagada. Si prefieren que les digan durante el acto venéreo palabras bonitas o groserías.

Sin comentario

Remitir un comento